Seguridad Social Universal, propuesta que se quedo pendiente de resolver

El presente artículo, es un actualización de un análisis que se hizo en el año 2013, en nuestra página socia, www.elconta.com se relanza el mismo, con el fin de tener presente lo que en su momento fue un proyecto, que después se lanzó como iniciativa, que hizo todo el proceso legislativo, sin embargo sigue pendiente, por no decir que esta “congelada” en las comisiones de la Cámara de Senadores, donde está actualmente según el siguiente dato vigente:

Status Reforma Seguridad Social Universal

Estado que guarda el proceso legislativo vigente sobre la propuesta de Seguridad Social Universal

En el año 2012, durante el proceso de campañas políticas para la Presidencia de la Republica, casi todos los candidatos, dieron a conocer sus iniciativas que de llegar al poder, iban a empezar a establecer en materia de Seguridad Social, llamándoles Seguridad Social Universal, que con el solo nombre ya implica un sinfín modificaciones, a diferentes legislaciones, en este sentido, el Presidente de la Republica, Lic. Enrique Peña Nieto, (cuando fue candidato) dio a conocer su propuesta por medio de un artículo publicado en el periódico “El Universal” el 26 de Julio de 2010, que se llamó “Estado Eficaz, Seguridad Social”, mismo artículo que se desprende de su libro “México, la gran esperanza”: Un estado eficaz para una democracia de resultados[1], donde detalla a grandes rasgos como IBA, si con ese énfasis, a hacer su propuesta donde destaca lo siguiente:

1. La creación de un Sistema de Seguridad Social “Universal” donde toda la población, tendría (en teoría) el acceso garantizado a servicios de salud, y tener una “pensión digna”, únicamente a los adultos mayores, es muy importante, no confundir esta información con la actual tendencia o mala información sobre una supuesta privatización del sector salud a nivel nacional, que nada tiene que ver con esta propuesta.

2. Estos servicios de Salud garantizados, deben de ser de calidad, y con la particularidad de que los asegurados, podrían escoger donde poder atenderse, tal como sucede en otros países, lo que se conoce como la Portabilidad en Seguridad Social, por un lado para fomentar la competencia entre instituciones de salud para mejorar su calidad, por otro lado para evitar la duplicidad

3. Las pensiones, se hace el énfasis, será solo en la vejez, es decir a partir de los 65 años, y no por Cesantía como venía ofreciéndose, pero sería financiada por los impuestos federales, ya que no se formarían los fondos de ahorro, tal como sucede en la actualidad con las Cuotas Obrero Patronales de organismos como el IMSS, ISSSTE, ISSFAM, etc.

4. Se pretendía, en la propuesta del libro, además eliminar los Costos patronales de Seguridad Social en este rubro, (RCV, IV, RT, Enfermedades y maternidad) esto es, las Cuotas Mensuales y Bimestrales que se pagan por parte de los descuentos de los salarios de los trabajadores, en conjunto, con los pagos de los empresarios.

5. Con esta eliminación, mencionaba la propuesta, se quitaría las barreras (tramites, corrupción, costos, etc.) para que la mayoría de la población, pudiera tener acceso a un empleo formal, al facilitarle a los empresarios la creación de fuentes de empleo. Esto es un escenario 100% utópico.

6. Para poder detonar toda esta Seguridad Social Universal, se puso en aquel entonces de pretexto que tenía que darse una Reforma Fiscal Integral, la cual sabemos que ocurrió en 2014, la cual se llamó Reforma Hacendaria[2] , pero en absoluto se tocaron costos y/o cuotas de seguridad social en el país.

7. Al final, ya para la presentación, trámite, del proceso legislativo, a la propuesta del libro se le incorporó un Seguro de Desempleo, que funcionaría, que lejos de ser un seguro sería más una beca para ayudarlos a encontrar una fuente de trabajo, copiándole la idea, que implementaron los políticos de izquierda en el Distrito Federal, que se puede consultar en la siguiente página web: www.segurodedesempleo.df.gob.mx

Esta propuesta con tintes fantasiosos, se volvió una iniciativa presidencial formal, que fue presentada en el año 2013, la cual en las siguientes láminas dejamos su contenido íntegro de como es el proyecto, que reiteramos, se encuentra “atorado” en las Comisiones del Senado de la República, como lo podemos ver a continuación:

A dos años de la presentación de esta iniciativa, se han dado varios asuntos económicos, políticos y de actualidad, pero sin embargo, se sigue confundiendo, el concepto real de una Seguridad Social Universal con el del Seguro Popular, si modificando algunas ramas como los porcentajes de aportación patronal por concepto de cuotas Infonavit, la obligación patronal que se originaria de poder financiar ahora el 2% de cuotas sobre el Salario Base de Cotización, con la creación del seguro de Desempleo, las condiciones exageradas para que se pueda otorgar este seguro a los desempleados, en fin, debido a que esta propuesta, hasta donde sé analiza, dentro de su contenido, solo ve por la atención médica y una pensión mínima garantizada, solo para ciudadanos mexicanos a partir de los 65 años, la pregunta sería, entonces ¿qué pasaría con los Sistemas de pensiones, actuales? como es el de Régimen de Reparto (Ley Seguro Social 1973) y el sistema de cuentas individuales (Afores, Ley del Seguro Social 1997), existiría un tercer régimen en “transición”, también ¿qué sucedería?, como se menciona en la propuesta, ya iniciativa en proceso legislativo, ya no existiría la remota, pero posible, pensión anticipada como lo contempla la Ley del Seguro Social vigente (1997), y solo se daría a los adultos que tengan de 65 años en adelante, que pasaría con todos los jóvenes, adultos de mediana edad que no tuviesen un empleo formal, no tendría acceso a estos recursos por su edad, por ello la justificación del Seguro de Desempleo.

Es muy importante mencionar datos reales, sobre el diagnóstico, actual de la Seguridad Social, uno de ellos es, 6 de cada 10 personas trabajan en la informalidad[3] y no tienen prestaciones sociales, cobertura de salud ni seguridad social; la productividad de los trabajos informales es menor en 45% a la observada en la formalidad, de acuerdo con el gobierno federal.

A nivel mundial, datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) indican que sólo 25.2% de la población[4], en edad para trabajar tiene una protección social adecuada, que le podrá brindar una pensión en una edad avanza y más de la mitad no tiene ninguna cobertura.

La pregunta que sigue quedando en el aire es ¿qué pasara con las Afores e Infonavit y con las obligaciones constitucionales en materia de vivienda y de Retiro?, Hay que seguir esperando en las próximas semanas, a ver si los Senadores, logran destrabar el proceso legislativo en el que se encuentra sumida esta propuesta

Amable lector, tal vez, esta fue una serie de comentarios, actualizados sobre la propuesta que desde hace dos años, sigue esperando resolución, que sirva de a usted como una introducción, o reseña para su análisis individual profundo del tema.

Dejamos un video intersante sobre otros comentarios de esta misma propuesta que se realizo en la comunidad virtual anafinet..

[1] Peña, E. (2011). MEXICO LA GRAN ESPERANZA: UN ESTADO EFICAZ PARA UNA DEMOCRACIA DE RESULTADOS. México, D.F.: GRIJALBO MONDADORI. Sitio web: http://www.estadoeficaz.com/

[2] Gobierno Federal de México. (2014) ¿Qué es la Reforma Hacendaria?. 23/09/2015, de Secretaria de Hacienda y Crédito Público Sitio web: http://reformas.gob.mx/reforma-hacendaria/que-es

[3] González, R. (12 de diciembre de 2012). Seis de cada 10 mexicanos que trabajan están en la informalidad. La Jornada, 12. Sitio Web para consulta: http://www.jornada.unam.mx/2012/12/12/economia/027n1eco

[4] Cifras Estadísticas al año 2014 de la OIT http://www.ilo.org/ilostat/faces/home/statisticaldata/ContryProfileId