Unidad de medida y actualizacion UMA IMSS UMA INFONAVIT

Unidad de medida y actualizacion

 

En esta cuarta y última entrega, del tratado, nuestro amigo, el gran profesional fiscalista, L.C.P y L.D. Efraín Salvador Miramón, nos comparte, el análisis, la aplicación práctica de la Unidad de Medida y Actualización UMA IMSS, UMA INFONAVIT, en el cual, analiza el tercer tema, de aplicación a todos los patrones y asegurados, en materia de seguridad social.

 

Así, ya analizamos el origen y aplicación de la reforma constitucional, los impactos que tuvo en el ámbito laboral, así como las afectaciones en temas fiscales, ahora reflexionaremos entorno al aspecto de Seguridad Social, aun cuando el  Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), se ha pronunciado al respecto de la utilización de la UMA.

 

Primeramente, debemos recordar que hasta el momento, la única información, que se conoce de forma oficial, por parte del IMSS, es lo que se analizó debidamente el pasado 25 de enero, en la implementación los acuerdos del CT IMSS

 

Es importante mencionar, adicionalmente que hasta el día de hoy, fecha de edición del presente tratado (17/02/2017) no se ha publicado los mencionados acuerdos del H. Consejo Técnico del IMSS, que fijan las bases para tomar como índice la UMA, en el Diario Oficial de la Federación, con ello, evidentemente, se están violentando los principios de legalidad y seguridad jurídica contenidos en el numeral 16 de nuestra carta magna, toda vez, que si bien, tenemos, en teoría, la reforma constitucional, que estamos estudiando, legalmente no se tiene el documento legal, donde se autorizaron las modificaciones, que se están haciendo, dentro de la base de datos de todos los sistemas del IMSS- INFONAVIT, como lo son, las bases de cotización, el cálculo de las cuotas, este acto legal, deberá darle toda la certeza, a esta actualización de infraestructura, debiendo mostrar las autoridades, que sus aseveraciones están fundados en cuanto a la competencia, así como es obligatorio señalar con precisión, todos los fundamentos legales que le otorgue las atribuciones,  ejercida, adicionalmente con el fin de que se dé certeza y seguridad jurídica a los patrones o sujetos obligados frente a cualquier requerimiento legal de parte la autoridad siendo que no existe publicación oficial alguna, hasta el momento, tal como se confirma con el siguiente criterio de los tribunales:

 

FUNDAMENTACIÓN DE LOS ACTOS DE LAS AUTORIDADES ADMINISTRATIVAS. ES INSUFICIENTE SI NO SE SEÑALA CON EXACTITUD Y PRECISIÓN O, EN SU CASO, SE TRANSCRIBE LA PORCIÓN NORMATIVA QUE SUSTENTE SU COMPETENCIA TERRITORIAL.

 

De la tesis de jurisprudencia 2a./J. 115/2005, emitida por la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, publicada en el Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Novena Época, Tomo XXII, septiembre de 2005, página 310, de rubro: “COMPETENCIA DE LAS AUTORIDADES ADMINISTRATIVAS. EL MANDAMIENTO ESCRITO QUE CONTIENE EL ACTO DE MOLESTIA A PARTICULARES DEBE FUNDARSE EN EL PRECEPTO LEGAL QUE LES OTORGUE LA ATRIBUCIÓN EJERCIDA, CITANDO EL APARTADO, FRACCIÓN, INCISO O SUBINCISO Y EN CASO DE QUE NO LOS CONTENGA, SI SE TRATA DE UNA NORMA COMPLEJA, HABRÁ DE TRANSCRIBIRSE LA PARTE CORRESPONDIENTE.”, se advierte que las garantías de legalidad y seguridad jurídica contenidas en los artículos 14 y 16 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, tienen el alcance de exigir que en todo acto de autoridad se señalen con exactitud y precisión el o los dispositivos que facultan a quien lo emita y definan el carácter con que éste actúa, ya sea que lo haga por sí mismo, por ausencia del titular correspondiente o por delegación de facultades y, en caso de que esas normas incluyan diversos supuestos, precisar el apartado, fracción o fracciones, incisos o subincisos en que apoya su actuación, y de no contenerlos, si se trata de una norma compleja, transcribir la parte correspondiente, atento a la exigencia constitucional de certeza y seguridad jurídica del particular frente a los actos de las autoridades que afecten o lesionen su interés jurídico. En ese sentido, si la autoridad administrativa, al fundar su competencia cita los preceptos que la facultan para emitir el acto, pero omite señalar la porción normativa exacta y precisa que delimita su competencia territorial, es evidente que el acto impugnado está insuficientemente fundado, ya que, para satisfacer dicho principio constitucional, en todo acto de molestia deben constar los apartados, fracciones, incisos, subincisos o párrafos o, en su caso, transcribirse la parte correspondiente, tanto de los que facultan a la autoridad para emitir el acto, como los que prevén su competencia territorial.

 

QUINTO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA ADMINISTRATIVA DEL PRIMER CIRCUITO.

 

 

Fuente: Semanario Judicial de la Federación, Novena Época, Materia Administrativa, Tesis        I.5o.A. J/10 (9a.), Jurisprudencia, Registro 171,455, Página 2566, Tomo XXVI, septiembre de 2007

 

Aunado a lo anterior, también es de vital importancia dentro de este estudio, considerar que estos acuerdos de Consejo Técnico del IMSS, deben ser publicados antes, de que las autoridades emitan, alguna posible cedula de liquidación de diferencias de Cuotas Obrero patronales o requerimiento de INFONAVIT, ya que recae en las autoridades, demostrar su competencia, ya que la legislación actual (Ley del Seguro Social, Ley del Infonavit, y sus respectivos reglamentos y reglas) adolece de las adecuaciones legales, de la Unidad de Medida y Actualización, por lo que cualquier acto de molestia, que se emita derivado de alguna discrepancia con la aplicación de esta reforma constitucional UMA, seria completamente NULO, y todos los patrones o sujetos obligados ante la seguridad social, podrán controvertirlo cuando estime que se afecte su interés jurídico, en este orden de ideas, resulta interesante recordar los siguientes criterios de parte del Tribunal Federal de Justicia Administrativa:

 

COMPETENCIA, SI PARA FUNDARLA EL FUNCIONARIO EMISOR CITA UNA FECHA INCORRECTA DE PUBLICACIÓN EN EL DIARIO OFICIAL DE LA FEDERACIÓN DE LA NORMA APLICADA, ESA ILEGALIDAD TRASCIENDE EL SENTIDO DEL FALLO Y PRODUCE LA NULIDAD DEL ACTO DE MOLESTIA

Es de explorado derecho que el Diario Oficial de la Federación, es el órgano oficial de difusión del gobierno federal, cuyo contenido por mandato Constitucional implica la obligatoriedad de las leyes y reglamentos ahí publicados, en relación con lo que dispongan los artículos transitorios correspondientes; por lo que si la autoridad invoca para fundar su competencia jurídica para emitir un acto de molestia: 1.- el nombre del cuerpo legal aplicado; y, 2.- su fecha de publicación en el periódico referido; a efecto de cumplir con la garantía de fundamentación debida, debe observar el principio de exactitud, pues sólo de esta manera se puede determinar si los preceptos que fundan la competencia son aplicables al caso concreto, ya que ha sido definido jurisprudencialmente que para fundar la competencia se debe citar la parte específica de la norma que faculta a un servidor público en forma puntual, de tal suerte que si la autoridad remite a un Diario Oficial de la Federación que no prevé la existencia de la norma jurídica invocada, esa violación evidentemente trasciende el sentido del fallo y lo torna ilegal, sin que se pueda considerar que se trató de un error mecanográfico, porque tal imprecisión impide al gobernado conocer cuál es el cuerpo legal que se le aplicó. (33)

 

Juicio Contencioso Administrativo Núm. 3956/07-11-02-6.- Resuelto por la Segunda Sala Regional Hidalgo-México del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, el 31 de octubre de 2007, por unanimidad de votos.- Magistrado Instructor: Avelino C. Toscano Toscano.- Secretario: Lic. Tulio Antonio Salanueva Brito.

 

Fuente R.T.F.J.F.A. Sexta Época. Año I. No. 2. Febrero 2008. p. 229

 

PRECIOS OFICIALES.- ES REQUISITO IMPRESCINDIBLE PARA SU OBLIGATORIEDAD LEGAL SU PUBLICACION EN EL DIARIO OFICIAL DE LA FEDERACION

 

Conforme al artículo 3o. del Código Civil de aplicación Federal, debe entenderse que las disposiciones de observancia general, es menester que se publiquen en el Diario Oficial de la Federación para que tengan obligatoriedad. Por lo que no es bastante que la autoridad fije los precios oficiales a un producto, para que se tengan por obligatorios, ni tampoco tener por tales a precios oficiales de productos semejantes a otros.

 

Revisión No. 1721/80.- Resuelta en sesión de 14 de octubre de 1981, por mayoría de 5 votos y 1 con los resolutivos.- Magistrado Ponente: Alfonso Nava Negrete.- Secretario: Lic. Luis Rubén Puebla Calderón.

 

 

Fuente: R.T.F.F. Segunda Época. Año IV. No. 22. Octubre 1981. p. 467

 

 

     

 

UMA IMSS

Por lo que de aplicarse legalmente las adecuaciones Unidad de medida y actualización UMA IMSS, UMA INFONAVIT, se aplicará de acuerdo a los comentarios siguientes, para ello se han dividido los comentarios entorno al IMSS e INFONAVIT.

 

a)      IMSS:

 

En torno a la Ley del Seguro Social (LSS), se observa la aplicación del  SMG, de manera general en tres aspectos:

 

                                                       i.            Salario base de cotización.

                                                     ii.            Límites de cotización

                                                   iii.            Determinación de cuotas.

 

Por lo cual, se abordará cada una de los mismos.

 

                                                       i.            Salario base de cotización.

 

Respecto a este punto, es importante resaltar, que una de las fuentes de la LSS, es la fracción XXIX del artículo 123 de nuestra Constitución, es decir, proviene como parte de los principios laborales y en este sentido, el artículo 5 A de la LSS determina que el salario es la retribución que la LFT define como tal; es decir que el salario tiene la misma conceptualización como la percepción que recibe el trabajador.

 

Por su parte el artículo 27 de la LSS determina la forma en que se integra el salario base de cotización, exceptuando ciertos conceptos, entre ellos los siguientes:

 

V. La alimentación y la habitación cuando se entreguen en forma onerosa a los trabajadores; se entiende que son onerosas estas prestaciones cuando el trabajador pague por cada una de ellas, como mínimo, el veinte por ciento del salario mínimo general diario que rija en el Distrito Federal;

 

VI. Las despensas en especie o en dinero, siempre y cuando su importe no rebase el cuarenta por ciento del salario mínimo general diario vigente en el Distrito Federal;

 

Como podemos observar, en tales fracciones se utiliza el SMG  como una referencia o medida, ya que no se trata de regular un pago directo al trabajador; sino de determinar una base, tomando en cuenta si lo que se paga o entrega al trabajador se considera no integrable para efectos del salario base de cotización.

 

De tal manera que en la fracción V del artículo 27, indica que el 20% que debe pagar el trabajador es sobre el  SMG, y en este caso se trata de una referencia y no se refiere a su naturaleza, por lo cual debe entenderse como UMA; y lo mismo sucede con la fracción VI, en la cual la base para el 40% no integrable de la despensa, debe ser sustituido por el valor de la UMA.

 

En consecuencia, los datos serían los siguientes:

 

·         Importe a descontar, como mínimo en los casos de alimentación y habitación (Fracción V):

 

Valor de la UMA diario:              75.49

Porcentaje de descuento:                20%

Importe mínimo de descuento:     15.10

 

·         Importe no integrable por concepto de Despensa (Fracción VI):

 

Valor de la UMA diario:              75.49

Porcentaje No Integrable:              40%

Importe mínimo de descuento:     30.20

 

Lo anterior es así, ya que, de esa manera y aplicando principios laborales (ya que la LSS deriva de esa materia), le es más favorable al trabajador, debido a que se le descuenta una cantidad menor en el caso de alimentación y habitación y en el caso de las despensas el salario base de cotización, con el que se le cubren las cuotas es mayor, con lo cual su beneficio será también cuando se le cubran los subsidios por incapacidad.

 

                                                     ii.            Límites de cotización.

 

Al respecto la LSS, determina en su artículo 28 lo siguiente:

 

Artículo 28. Los asegurados se inscribirán con el salario base de cotización que perciban en el momento de su afiliación, estableciéndose como límite superior el equivalente a veinticinco veces el salario mínimo general que rija en el Distrito Federal y como límite inferior el salario mínimo general del área geográfica respectiva.

 

Del precepto citado, podemos destacar que se utiliza el SMG  como una referencia o medida para determinar el límite mínimo y máximo con el que los asegurados (trabajadores) se inscriben en el Seguro Social; y al considerarse de esa manera sería aplicable la sustitución por UMA.

 

Pero, ¿cuáles serían los efectos de considerarlo de esa manera?

 

·         Por lo que se refiere al límite inferior, se podría inscribir a los trabajadores con un salario inferior al mínimo, ya que la UMA es menor al SMG.

 

·         En el caso del límite superior, este sería el equivalente a 25 veces la UMA.

 

Tomando en cuenta lo anterior, y a fin de no afectar a los trabajadores de salario mínimo, el IMSS consideró que solo se aplicaría la UMA para el caso del límite superior y no para el límite inferior, protegiendo de esta manera a los trabajadores.

 

Sin embargo y atendiendo a los principios laborales, ¿No se estaría en presencia de una discriminación o bien cuál sería la razón para que en el límite inferior se aplique el SMG  y no así a los trabajadores del límite superior?, es decir, ¿se estaría atentando contra la naturaleza del SMG?

 

Por ello, sería importante tomar en cuenta lo establecido en el artículo 2 de la LSS:

Artículo 2. La seguridad social tiene por finalidad garantizar el derecho a la salud, la asistencia médica, la protección de los medios de subsistencia y los servicios sociales necesarios para el bienestar individual y colectivo, así como el otorgamiento de una pensión que, en su caso y previo cumplimiento de los requisitos legales, será garantizada por el Estado.

 

Conforme a tal dispositivo una de las finalidades de la seguridad social es garantizar la protección de los medios de subsistencia; es decir, persigue la protección del salario, ya que es con lo que subsiste el trabajador, y en aras de esa protección el límite inferior debe ser cuantificado en SMG  al igual que el superior, pues no existe ninguna justificación o razonamiento que restringa su aplicación.

 

En este sentido, los límites de cotización deberían ser considerados de la siguiente manera:

 

Mínimo   1 SMG                    $       80.04

Máximo 25 SMG                   $ 2,001.25

 

Abundando en lo anterior, si bien es cierto que el SMG  se utiliza como una unidad de medida, también lo es que se persigue la protección de este medio de subsistencia, por lo cual se encuentra vinculado con su naturaleza, al garantizar que, el trabajador, será asegurado con límite que no podrá ser inferior a la menor cantidad que puede recibir en una jornada de trabajo (SM) y tendrá como límite superior 25 veces esa cantidad menor, es decir 25 salarios mínimos, logrando con ello la finalidad de la seguridad social.

 

Lo señalado cobra relevancia, al considerar que otra de las finalidades de la seguridad social, es el otorgamiento de una pensión, ya que las aportaciones obrero-patronales se realizan sobre el salario base de cotización y si este, se encuentra limitado a 25 UMA´s la aportación será menor, afectando de esta manera a los trabajadores y vulnerando su garantía de contar con una pensión digna en el futuro; en cambio al considerar el tope de 25  SMG, se cumple con la finalidad citada y se beneficia al trabajador.

 

De tal manera que, en caso de que el trabajador resulte afectado por la aplicación del límite o tope establecido por el IMSS, en base a UMA, deberá ejercer los medios de defensa pertinentes, pero no respecto de la reforma constitucional sino en relación con el valor que le ha asignado la autoridad.

 

Lo anteriormente expuesto se robustece con lo señalado por la exposición de motivos contenida en la Minuta del Senado de la Republica, para la expedición de la LDVUMA, que en su consideración CUARTA del Capítulo IV. Análisis, Valoración y Consideraciones señaló lo siguiente:

 

 

Tal y como se refiere, el SMG  puede ser empleado como medida o referencia para fines propios de su naturaleza, es decir como una protección para el trabajador, como ocurre en el caso de las disposiciones relativas a la seguridad social y pensiones, en las que se utiliza como índice en la determinación del límite máximo del salario base de cotización; por lo que podemos decir, que desde el 28 de enero de 2016, fecha en que entro en vigor el uso de la UMA, ya se consideraba que para el límite superior se seguiría utilizando el SMG  y no la UMA, tan es así que quedo plenamente plasmado en la anterior consideración.

 

Lo expuesto cumple con las finalidades de la seguridad social, al proteger el medio de subsistencia y la obtención de una pensión, digna y decorosa, considerar lo contrario provoca que la aportación que realiza el patrón, para los seguros de Retiro, Cesantía en Edad Avanzada e incluso INFONAVIT, de aquellos trabajadores que se encuentren entre $ 1,887.25 (25 UMAS) y $ 2,001.25 (25 SMG ) sea menor que el medio que se pretende proteger, sobre todo en el caso de trabajadores a los que les sea aplicable únicamente la LSS de 1997 y no se encuentren en la hipótesis de transición (opción de LSS 73)

 

Por ello, es necesario reflexionar los motivos por los cuales, en el caso de los límites para cotizar en el Seguro Social, no puede ser aplicable la UMA sino que deben considerarse en SMG  que es lo que más beneficia al trabajador; y este aspecto no puede ser aplicable en el caso de la LISR, ya que la finalidad de esta Ley es totalmente diferente y no persigue alguna protección, derecho o beneficio a la clase trabajadora, sino es eminentemente recaudatoria.

 

                                                   iii.            Determinación de cuotas.

 

Por lo que se refiere a este punto, es de hacer notar que, para el financiamiento de las prestaciones en especie, de la rama de Enfermedades y Maternidad, el artículo 106 determina lo siguiente:

 

Artículo 106. Las prestaciones en especie del seguro de enfermedades y maternidad, se financiarán en la forma siguiente:

 

I.                   Por cada asegurado se pagará mensualmente una cuota diaria patronal equivalente al trece punto nueve por ciento de un salario mínimo general diario para el Distrito Federal;

 

II.                Para los asegurados cuyo salario base de cotización sea mayor a tres veces el salario mínimo general diario para el Distrito Federal; se cubrirá además de la cuota establecida en la fracción anterior, una cuota adicional patronal equivalente al seis por ciento y otra adicional obrera del dos por ciento, de la cantidad que resulte de la diferencia entre el salario base de cotización y tres veces el salario mínimo citado, y

 

III.             El Gobierno Federal cubrirá mensualmente una cuota diaria por cada asegurado, equivalente a trece punto nueve por ciento de un salario mínimo general para el Distrito Federal, a la fecha de entrada en vigor de esta Ley, la cantidad inicial que resulte se actualizará trimestralmente de acuerdo a la variación del Índice Nacional de Precios al Consumidor.

 

En este sentido tanto en la cuota fija (a cargo del patrón) como en el excedente (a cargo del trabajador y el patrón) el SMG  se utiliza como una referencia o medida para determinar el monto que debe aportarse, y en este sentido no se encuentra vinculada con su naturaleza, y por tanto debería de utilizarse la UMA; y al sustituirse en la redacción, de conformidad con los transitorios de la reforma constitucional publicada en el DOF el 27 de enero de 2016, quedaría de la siguiente manera:

 

Artículo 106. Las prestaciones en especie del seguro de enfermedades y maternidad, se financiarán en la forma siguiente:

 

IV.             Por cada asegurado se pagará mensualmente una cuota diaria patronal equivalente al trece punto nueve por ciento de un salario mínimo general diario para el Distrito Federal una Unidad de Medida y Actualización;

 

V.                Para los asegurados cuyo salario base de cotización sea mayor a tres veces el salario mínimo general  la Unidad de Medida y Actualización diaria para el Distrito Federal; se cubrirá además de la cuota establecida en la fracción anterior, una cuota adicional patronal equivalente al seis por ciento y otra adicional obrera del dos por ciento, de la cantidad que resulte de la diferencia entre el salario base de cotización y tres veces el salario mínimo la Unidad de Medida citada, y

 

VI.             El Gobierno Federal cubrirá mensualmente una cuota diaria por cada asegurado, equivalente a trece punto nueve por ciento de un salario mínimo general para el Distrito Federal una Unidad de Medida y Actualización, a la fecha de entrada en vigor de esta Ley, la cantidad inicial que resulte se actualizará trimestralmente de acuerdo a la variación del Índice Nacional de Precios al Consumidor.

 

Lo anterior es así, ya que conforme a lo expuesto, tales cuotas, se refieren a la aportación que deben hacer tanto los patrones como los trabajadores, al IMSS, y que tales montos no los recibe el trabajador de forma directa, sino que únicamente se refiere al pago que debe recibir el IMSS por los servicios de Seguridad Social que brinda, en cambio, por lo que se refiere a los límites del salario base de cotización, en algún momento pueden ser recibidos por el trabajador, ya sea mediante el pago de un subsidio o de una pensión y por lo tanto deben ser protegidas utilizando el SMG  y no la UMA.

 

Tomando en cuenta lo señalado, para el mes de enero las cuotas y retenciones se debieron calcular tomando en cuenta el valor de la UMA en dicho mes, que era de $ 73.04 y para el mes de febrero y hasta el mes de enero de 2018 será de $ 75.49.

 

En el caso, de las demás ramas de seguro, estas se calculan sobre el salario base de cotización y por tanto no se utiliza el SMG  como medida o referencia, por lo cual no existe ningún cambio al respecto.

 

Resultando importante destacar que lo anterior ya se aplicaba, conforme a la reforma constitucional, solo que, a partir de 2017, se modifica el valor y es lo que nos genera incertidumbre.

 

b)     UMA INFONAVIT:

 

Por lo que se refiere a este punto, lo reflexionaremos desde dos perspectivas:

 

                                                       i.            El efecto patronal.

                                                     ii.            El efecto del trabajador en sus créditos.

 

Lo anterior, debido a que el efecto de la UMA se observa más en la regulación de los créditos otorgados por el Instituto y sus descuentos que en la aportación que realiza el patrón.

 

                                                       i.            El efecto patronal.

 

En este ámbito el patrón tiene dos principales obligaciones:

 

·         La aportación al Instituto.

·         Efectuar los descuentos de los créditos otorgados a los trabajadores.

 

Por lo que se refiere a la aportación al Instituto, esta se efectúa tomando como base el salario base de aportación, el cual es coincidente con el salario base de cotización, y que al aplicar la UMA para determinar el límite máximo de cotización, los trabajadores se ven afectados, ya que el patrón efectúa una menor aportación que la que le corresponde, lo cual pudiera afectar al otorgamiento de una pensión, ya que, recordemos  para los trabajadores que les sea obligatoria la aplicación de la LSS vigente a partir de julio de 1997, las cuotas del INFONAVIT se sumaran con las demás para cuantificar la pensión.

 

Por lo que, cobra relevancia, la finalidad de la aportación que es proteger al trabajador para:

 

·         La obtención de una vivienda digna y decorosa.

·         La posibilidad de incrementar su pensión, para el caso de que solo le sea aplicable la LSS de julio de 1997, al no encontrarse en el periodo de transición.

 

En este sentido, se robustece tal criterio, tomando en cuenta lo que establecen los artículos 143 y 144 de la LFT:

 

Artículo 143.- Para los efectos de este Capítulo el salario a que se refiere el artículo 136 se integra con los pagos hechos en efectivo por cuota diaria, y las gratificaciones, percepciones, alimentación, habitación, primas, comisiones, prestaciones en especie y cualquier otra cantidad o prestación que se entregue al trabajador por sus servicios; no se tomarán en cuenta dada su naturaleza, los siguientes conceptos:

 

Artículo 144.- Se tendrá como salario máximo para el pago de las aportaciones el equivalente a diez veces el salario mínimo general del área geográfica de aplicación que corresponda

 

Conforme a ello, si bien se establece como límite 10  SMG, lo que debe resaltar es la naturaleza laboral de las aportaciones, es decir, que provienen de una Ley que pretende el equilibrio entre los factores de la producción, y por tanto se reitera que, para determinar el límite para la aportación, debe considerarse el SMG  y no la UMA.

 

Ahora bien, en el caso de la obligación de efectuar los descuentos a los trabajadores, con motivo de los créditos otorgados por el INFONAVIT, su fundamento se encuentra en el artículo 44 del Reglamento de Inscripción, Pago de Aportaciones y Entero de Descuentos al INFONAVIT, el cual señala:

 

ARTÍCULO 44. Cuando el Instituto otorgue crédito de vivienda a un trabajador, lo notificará al patrón o a los patrones de dicho trabajador, a través del aviso para retención de descuentos, en donde se consignarán los datos relativos al crédito, así como los porcentajes o cantidades a descontar del salario base de aportación. De igual manera actuará el Instituto respecto de los trabajadores ya acreditados cuando éstos adquieran una nueva relación laboral.

 

Si de conformidad con el artículo 27 de este Reglamento, el Instituto incluye en la cédula de determinación los datos relativos al crédito, así como los porcentajes o cantidades a descontar del salario base de aportación de los trabajadores acreditados, aun cuando el patrón no hubiera recibido el aviso para retención de descuentos, la citada cédula de determinación hará las veces de este aviso y el patrón estará obligado a iniciar la retención y a enterar los descuentos.

 

Si el Instituto elimina de la cédula de determinación los datos del crédito de alguno o algunos de los trabajadores acreditados, aun cuando el patrón no hubiera recibido el aviso de suspensión a la retención de descuentos, dicha cédula hará las veces de este aviso y el patrón deberá suspender los descuentos a dichos trabajadores, a partir de la fecha de recepción de la misma.

 

El patrón podrá consultar el aviso de retención o de suspensión de descuentos a través del sitio de Internet del Instituto.

 

El patrón deberá iniciar la retención y el entero de los descuentos a partir del día siguiente a aquél en que reciba el aviso de retención de descuentos o la cédula de determinación en que aparezcan los datos del crédito de alguno o algunos de sus trabajadores acreditados, lo que ocurra primero. En caso de que existan discrepancias entre los datos contenidos en uno y otro documento, el patrón deberá atender a los que se señalen en la cédula de determinación.

 

De acuerdo al citado precepto, el patrón se encuentra obligado a efectuar los descuentos conforme a lo señalado en a) Aviso de Retención o b) Cédula de determinación, y que cuando existan discrepancias entre los datos contenidos, deberá considerarse lo que indica la Cédula.

 

Así que, el patrón, solo es un intermediario entre el Instituto y el trabajador, para efectuar el cobro del crédito otorgado, y por lo cual se le instruye respecto de la forma en que deberá efectuar los descuentos; por tanto, mientras el patrón no sea notificado de una modificación al mismo, ya sea mediante un Aviso o la Cédula de determinación, en mi opinión, tiene la obligación de continuar efectuando los descuentos tal y como lo ha estado realizando; ya que no tiene la facultad de modificarlo de forma unilateral.

 

De tal manera, que sí se le instruyó para efectuar los descuentos, la unidad de medida en veces de salario mínimo, lo deberá efectuar de esa manera, hasta en tanto no reciba el comunicado de que debe modificarlo.

 

                                                     ii.            El efecto en el trabajador UMA.

 

En este punto, el trabajador se ve involucrado con el INFONAVIT, para el otorgamiento del crédito, por lo cual habrá que tener en cuenta la forma en que se encuentra regulada tal situación.

 

Por ello, cabe la siguiente pregunta, ¿Qué sucederá con los créditos que se encuentran otorgados en veces de SMG?

 

Al respecto, de manera muy específica, el artículo Sexto Transitorio de la reforma constitucional, publicada el 27 de enero de 2016, determinó lo siguiente:

 

Sexto.- Los créditos vigentes a la entrada en vigor del presente Decreto cuyos montos se actualicen con base al salario mínimo y que hayan sido otorgados por el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, el Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado u otras instituciones del Estado dedicadas al otorgamiento de crédito para la vivienda, continuarán actualizándose bajo los términos y condiciones que hayan sido estipulados.

 

Sin perjuicio de lo señalado en el párrafo anterior, en el evento de que el salario mínimo se incremente por encima de la inflación, las referidas instituciones no podrán actualizar el saldo en moneda nacional de este tipo de créditos a una tasa que supere el crecimiento porcentual de la Unidad de Medida y Actualización durante el mismo año.

 

Tomando en cuenta el citado precepto, cuando el crédito se actualice con base en el  SMG, ya que fue otorgado con esa unidad de medida, se seguirá actualizando bajo los mismos términos y condiciones, es decir, que se actualizan con base en el incremento que sufra el  SMG, esa es la regla general, sin embargo, cuando el SMG  se incremente por encima de la inflación no podrán actualizar el saldo a una tasa que supere el crecimiento de la UMA, considerando que la UMA se incrementa en función al incremento interanual.

 

En este sentido, para el ejercicio de 2017, la regla general es que el saldo de los créditos otorgados por el INFONAVIT debería actualizarse conforme al incremento del  SMG, sin embargo, debido a que el incremento fue superior a la inflación, se actualizarán conforme al incremento porcentual de la UMA, es decir, se actualizan conforme al incremento inflacionario.

 

Lo anterior no implica que el crédito ahora se convierta en veces de UMA, en mi opinión, sino que la actualización de los mismos se hará conforme incremente el SMG  (tal y como estaba con anterioridad a la reforma) solo que, por excepción, cuando tal incremento supere la inflación solo se actualizara el saldo hasta por dicho incremento, permitiendo de esta manera que se desvincule el SMG  de la actualización de crédito no de la forma en que se otorga o la forma en que se descuenta.

 

Por ello, a fin de que el Instituto fuese congruente con tal disposición, se modificó, mediante publicación en el DOF el 27 de abril de 2016, el artículo 44 de la Ley del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (LINFONAVIT), para quedar en los siguientes términos:

 

Artículo 44.- El saldo de los créditos otorgados a los trabajadores a que se refiere la fracción II del artículo 42, se actualizará bajo los términos y condiciones que hayan sido estipulados.

 

Sin perjuicio de lo señalado en el párrafo anterior, para el caso de los créditos otorgados en veces salario mínimo, en el evento de que el salario mínimo se incremente por encima de la Unidad de Medida y Actualización, el Instituto no podrá actualizar el saldo en moneda nacional de este tipo de créditos a una tasa que supere el crecimiento porcentual de dicha Unidad de Medida y Actualización durante el mismo año.

 

Asimismo, los créditos citados devengarán intereses sobre el saldo ajustado de los mismos, a la tasa que determine el Consejo de Administración. Dicha tasa no será menor del cuatro por ciento anual sobre saldos insolutos.

 

El Instituto también otorgará, a solicitud del trabajador, créditos, en pesos o Unidades de Medida y Actualización conforme a las reglas que al efecto determine su Consejo de Administración, las cuales deberán propiciar que las condiciones financieras para los trabajadores no sean más altas que las previstas en los párrafos anteriores y previendo en todo momento las medidas para que se preserve la estabilidad financiera del Instituto y se cubran los riesgos de su cartera de créditos.

 

Los créditos se otorgarán a un plazo no mayor de 30 años.

 

Tal y como se observa, lo regulado por el artículo transitorio señalado, quedo plasmado en los mismos términos en la reforma al artículo 44 de la LINFONAVIT, por lo cual, el saldo de los créditos se actualizará conforme al incremento del SMG  siempre y cuando este sea menor que el incremento inflacionario que sufra la UMA, de lo contrario se aplicará este último. 

 

Adicionalmente, se le concedió al INFONAVIT la facultad de continuar otorgando créditos con base en  SMG, hasta por 720 días naturales después de la entrada en vigor de la reforma constitucional, tal y como lo refiere el propio artículo Sexto Transitorio, en los siguientes términos:

 

Las instituciones a que se refiere el primer párrafo podrán, a partir de la entrada en vigor de este Decreto y hasta 720 días naturales posteriores a la entrada en vigor del mismo, seguir otorgando créditos a la vivienda que se referencien o actualicen con base al salario mínimo. En el evento de que el salario mínimo se incremente por encima de la inflación, las citadas instituciones no podrán actualizar el saldo en moneda nacional de este tipo de créditos a una tasa que supere el crecimiento porcentual de la Unidad de Medida y Actualización durante el mismo año.

 

El órgano de gobierno de cada institución podrá determinar el mecanismo más adecuado para implementar lo dispuesto en el presente artículo transitorio.

     

Con ello el Instituto cuenta con la posibilidad de otorgar créditos hasta el 17 de enero de 2018, tomando como referencia o unidad de medida el SMG  así como la actualización de su saldo, siempre y cuando no sea superior al incremento inflacionario.

 

Por otro lado, es importante considerar que el otorgamiento del crédito y su descuento, desde el punto de vista del trabajador, se regulan con base en las Reglas para el Otorgamiento de Crédito, cuya publicación más reciente en el DOF, fue el 15 de abril de 2016 (cuando ya existía la UMA) y se establece lo siguiente:

 

 

CUOTA DE AMORTIZACIÓN

DÉCIMA CUARTA. Al momento en que se formalice el crédito se establecerá el importe de la Cuota Mensual de Amortización en los términos establecidos en los ANEXOS 2 y 3 según corresponda. El Infonavit comunicará al patrón o persona a la cual le presta sus servicios el acreditado la Cuota Mensual de Amortización que le debe descontar de su salario, misma que se calculará de manera que se asegure la amortización completa del crédito en el plazo previsto, considerando la tasa de interés establecida y las aportaciones patronales del cinco por ciento que se aplicarán durante la vigencia del crédito para reducir el saldo insoluto a cargo del trabajador

 

Al respecto, el Anexo 2, regula los Términos y requisitos aplicables únicamente a los créditos indexados al salario mínimo lo relativo al otorgamiento del crédito; es decir, que conforme a dicho anexo se otorgan los créditos en veces de SMG  y se regulan los descuentos de los mismos, aplicándolo como unidad de medida o referencia.

 

Y por su parte en el inciso F de dicho anexo, determina:

 

F. Cuota Mensual de Amortización.

La Cuota Mensual de Amortización se establecerá en veces el Salario Mínimo, para lo cual se multiplicará el monto de crédito a otorgar en veces el salario mínimo, por el factor de descuento que le corresponda, considerando la edad y el ingreso del trabajador de acuerdo a la Tabla de Factores de descuento que se establece en el presente Anexo. El Instituto también incorporará en el importe de la Cuota Mensual de Amortización el importe correspondiente a la amortización del crédito otorgado para Ecotecnologías, según la cuota mensual que se establece en las Tablas para Ecotecnologías que se establecen en el presente Anexo

 

Conforme a ello, los descuentos serán aplicables en veces de  SMG, hasta en tanto no se modifiquen las citadas Reglas; y en consecuencia no es aplicable la UMA para tales efectos; considerar lo contrario provocaría que el trabajador pague una menor cantidad a la establecida por las Reglas, provocando un incremento en los intereses del crédito.

 

Por otro lado, desde mi punto de vista, en este caso, no es aplicable el artículo Tercero Transitorio de la reforma a la LINFONAVIT publicada en el DOF el 15 de abril de 2016, que a la letra señala:

 

Tercero. Los contratos que tenga celebrado el Instituto, vigentes a la fecha de entrada en vigor del presente Decreto, que utilicen el salario mínimo como referencia para cualquier efecto, no se modificarán por la Unidad de Medida y Actualización, salvo que las partes acuerden expresamente lo contrario. Lo anterior, sin perjuicio de que, a partir de la entrada en vigor de este Decreto, los contratantes puedan utilizar como índice o referencia a la Unidad de Medida y Actualización.

 

Lo anterior, debido a que el otorgamiento de créditos, no se basa en un contrato sino en las Reglas citadas, y por tanto solo es aplicable el citado artículo cuando el Instituto celebre contratos con terceros (otros organismos, autoridades o particulares) en los cuales haya utilizado el SMG  como unidad de medida o referencia, como puede ser el caso por ejemplo, de licitaciones.

 

CONCLUSIONES:

 

Conforme a las reflexiones expuestas, puedo concluir lo siguiente:

 

a)      El establecimiento de la UMA, tiene como finalidad que el SMG  aumente de manera independiente y logre su cometido; siendo la cantidad menor que debe recibir el trabajador, por una jornada de trabajo, para satisfacer las necesidades mínimas de una familia, por lo cual era importante que se desvinculara (desindexara) de cualquier Ley como una unidad de medida o referencia.

 

b)      Para efectos laborales, es inaplicable la UMA, ya que conforme a su naturaleza siempre deberá atenderse a lo que sea más favorable para el trabajador; es decir que, si se refiere a una percepción que es directa al trabajador, deberá utilizarse el SMG .

 

c)      Para efectos de la LISR e IVA, en su caso, se aplicará la UMA ya que, en dichas leyes, en la mayoría de los casos, se utiliza el SMG  como unidad de medida, y la finalidad que persiguen dichos ordenamientos es básicamente recaudatorio.

 

d)     En el caso de la LSS, será aplicable la UMA, salvo en los límites de cotización, a fin de cumplir con las finalidades de la seguridad social relativas a proteger el medio de subsistencia del trabajador y la posible obtención de una pensión.

 

e)      Por lo que se refiere al INFONAVIT, el patrón deberá continuar efectuando los descuentos, tal y como le ha sido ordenado por el Instituto hasta en tanto no se le notifique la modificación, y en el caso de los trabajadores, la actualización del saldo de su cuenta no podrá ser superior al incremento inflacionario y su descuento será conforme a las Reglas para el Otorgamiento, siendo posible que continúe en veces de SMG.

 

Sin más por el momento, espero que las reflexiones vertidas expuestas en este tratado, así como los criterios añadidos por Gabriel Aranda Zamacona, le sean de utilidad, en el estudio de la aplicación de la Unidad de Medida y Actualización.

 

L.C.P y L.D. Efraín Salvador Miramón,

 

Si quieren contactarlo para mayores dudas, asesoría o algún servicio profesional lo pueden localizar en Facebook, como Efraín SalMir, al ser miembro de la Comisión Fiscal Región centro del Instituto Mexicano de Contadores Públicos, será común verlo también en los eventos que se organice por parte de esta comisión.