tarjeta identificación patronal IMSS

Tarjeta patronal IMSS trámite y reposición

in Escritorio Virtual/Patronales

Con base al derecho civil que rige a toda la sociedad en este país, todas las personas físicas o morales, tienen derechos y obligaciones, mismos que emanan desde los atributos de la personalidad, fundamentados y motivados en los diferentes códigos civiles estatales o bien del código civil federal, donde todas las personas tienen esos atributos únicos y diferentes de los demás destacando, para el ámbito administrativo fiscal, en las personas físicas el nombre y el domicilio, en cambio, para las personas morales sobresalen la Razón Social y el domicilio, que son utilizados como medios de identificación para el cumplimiento de obligaciones en materia de seguridad social, por el simple hecho de ser patrones para el derecho laboral en México, con base al artículo 2 de la legislación laboral federal.

En nuestro país, todos los patrones en términos de la Ley Federal del Trabajo (LFT) deben sujetarse a las obligaciones que contiene el artículo 15 de la Ley del Seguro Social (LSS), siendo la más básica de todas, la emanada de la fracción primera del citado artículo, consistente en aquella que obliga a las personas físicas y/o morales a llevar acabo su registro patronal, utilizando los atributos de la personalidad señalados en el párrafo anterior.

Esta obligación, se localiza dentro del Reglamento de la ley del seguro social en materia de afiliación, clasificación de empresas, recaudación y fiscalización (RACERF), en términos del artículo 14 a lo siguiente:

Artículo 14. El Instituto proporcionará a cada patrón o sujeto obligado un documento de identificación patronal, por cada registro patronal asignado en los términos del artículo anterior. En dicho documento se harán constar, al menos, los datos siguientes:

  1. Número de registro patronal asignado por el Instituto;
  2. Nombre, denominación o razón social completos del patrón o sujeto obligado;
  3. Actividad, clase y fracción;
  4. Domicilio;
  5. Firma del patrón o representante legal, y
  6. Nombre y firma de las personas autorizadas por el patrón para presentar avisos de afiliación.

Asimismo, el Instituto, en su caso, hará entrega en forma confidencial del número patronal de identificación electrónica.

El patrón o sujeto obligado deberá mostrar el documento de identificación señalado cuando realice por sí o a través de persona autorizada, cualquier gestión en las unidades administrativas del Instituto, centrales y de operación administrativa desconcentrada o en los lugares que el Instituto habilite para los trámites materia de este Reglamento

En este orden de ideas es de vital importancia recordar también lo señalado por el artículo 22 de la ley del seguro social vigente, en los términos siguientes:

Artículo 22. Los documentos, datos e informes que los trabajadores, patrones y demás personas proporcionen al Instituto, en cumplimiento de las obligaciones que les impone esta Ley, serán estrictamente confidenciales y no podrán comunicarse o darse a conocer en forma nominativa e individual.

La información derivada del seguro de retiro, cesantía en edad avanzada y vejez será proporcionada directamente, en su caso, por las administradoras de fondos para el retiro, así como por las empresas procesadoras de información del Sistema de Ahorro para el Retiro. Esta información estará sujeta, en materia de confidencialidad, a las disposiciones de carácter general que emita la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro, en términos de la ley correspondiente.

Como podemos entender, NO se permite la “gestión de negocios” (artículo 19 del Código Fiscal de la Federación), para el caso de los patrones o sujetos obligados ante el IMSS, que necesiten tramitar su número de registro patronal, ya sea en ventanilla o bien en las diversas opciones, que actualmente se tienen en línea por medio del Escritorio Virtual, por lo que en los asuntos donde se precise obtener este número patronal es ineludible la acreditación de la personalidad del representante patronal o de la persona autorizada quien funja como mandatario (artículo 2561 Código Civil Federal) del patrón o sujeto obligado IMSS, tal como se dispone en el siguiente criterio de los tribunales (si se requiere la localización dar clic al encabezado):

GESTIÓN DE NEGOCIOS. PERSONALIDAD.

Si una persona promueve un recurso administrativo o un juicio, a nombre de otra, sin acreditar su personalidad, está actuando como gestor de negocios, en términos de los artículos 1896 y relativos, del Código Civil aplicable en materia federal (excepto en los trámites puramente administrativos en materia fiscal, en los que el artículo 97 del Código Fiscal prohíbe expresamente la gestión de negocios). Y si bien la autoridad o tribunal ante quien se haga la gestión, no están obligados a tramitar en esas condiciones un recurso o juicio cuya vinculación puede ser ineficaz respecto del presentado, la consecuencia de esto es que se debe requerir al gestor para que acredite su personalidad. Pero si éste lo hace, aunque sea con un mandato posterior, pero que implique ratificación de lo actuado por él, hecha por el dueño del negocio, esta ratificación convalida lo actuado por el gestor y tiene efecto retroactivo al día en que la gestión principió, pues esto se desprende de los artículos 1906, 2583, 2594 y relativos del ordenamiento citado. Por lo demás, ello debe entenderse así, pues los recursos y medios de defensa que se otorgan a los particulares, en materia administrativa, están destinados a proporcionarles medios eficaces para facilitar la defensa de sus derechos, y las cuestiones de personalidad no deben emplearse como trampas procesales que obstaculicen esa defensa, ya que es más alto el interés jurídico de componer jurisdiccionalmente los conflictos que surjan entre autoridades y gobernadores. Así, sólo en caso de que, requerido el gestor para acreditar su personalidad, no lo haga en forma alguna, o lo haga en forma que no implique tácitamente la ratificación de lo actuado, deberá ser desechado un recurso o juicio administrativo.

Así las cosas, será obligatorio para los patrones personas morales ante el IMSS, que se tenga el mandamiento expreso debidamente acreditado ante notario público, esto es, el poder notarial común. De tal manera, que el personal de ventanilla de la subdelegación no tendrá obligación de realizar el trámite para la reposición o la obtención de la tarjeta patronal, si no se acredita debidamente la personalidad del mandatario o representante legal, facultado para realizar las diligencias para la obtención del registro o tarjeta de identificación patronal.

En la actualidad, tenemos que la tarjeta patronal con la Estrategia Digital Nacional, cada día es menos utilizada para trámites debido a la facilidad de hacerlos en línea, sin embargo no deja de ser el documento primigenio para identificar a los patrones con obligaciones ante el IMSS, como ya se mencionó siendo fundamental para comprobar los atributos de la personalidad de cada uno de los sujetos obligados ante la seguridad social, por ello la importancia de tenerla dentro del expediente fiscal de todos los contribuyentes obligados, aunque solo se hagan diligencias digitales, donde se use el IDSE, o el Escritorio Virtual. Ante esto, resulta una necesidad fundamental en todos los registros patronales obtener o bien reponer la Tarjeta de Identificación Patronal (TIP), ya que, en algunas subdelegaciones del IMSS, todavía se expide con cierta caducidad la TIP, por lo que es imperioso siempre revisar que tenga vigencia, que no tenga tachaduras, enmendaduras o algún otro defecto físico que provoquen su invalidez.

Precisamente, cuando se solicita el registro patronal por medio del Escritorio Virtual se expide en formato PDF, de forma automática esta TIP, por lo que es obligatorio conservarla ya que forma parte de los documentos obligatorios de la contabilidad en términos del código fiscal de la federación.

 

No obstante, el Escritorio Virtual al finalizar las gestiones del registro patronal falla algunas veces, provocando incertidumbre respecto sí realmente se culminó el proceso, por lo que, para generar certeza, debemos obtener los tres documentos que se producen al término de la obtención del registro patronal, como lo son:

  • Acuse de recibo electrónico
  • TIP (Tarjeta de Identificación Patronal)
  • ARP (Aviso de Registro Patronal)

Estos documentos, si no se obtuvieron al finalizar el registro patronal y de forma automática, se conservan en el Escritorio Virtual por lo que los podemos descargar posteriormente solo accediendo al escritorio con la siguiente ruta:

 

Escritorio Virtual -> Mis Solicitudes -> dar clic en el círculo con cruz para desglosar el menú

En este menú, si observamos minuciosamente, encontraremos todas las diligencias que se han realizado de forma digital, sin importar si es patrón persona física o moral, siendo en la sección del menú en la que se desglosa el tipo, donde buscaremos aquella que dice “Alta Patronal” junto a un folio compuesto de 22 dígitos, tal como se puede ver en la siguiente imagen:

Al dar clic en el folio, se visualizará el detalle de solicitud del trámite, en este caso de la Alta patronal, por lo que debemos desplazarnos con el cursor de la página web hacia abajo, de tal forma que nos aparezca igual como en la siguiente imagen:

Como podemos apreciar, los tres documentos se pueden descargar y conservar uno por uno, sin importar el tiempo que haya pasado desde que se realizó el trámite, por lo que, en caso de haber realizado el registro patronal vía digital, no se pide reposición de tarjeta patronal, solo su reimpresión y/o su descarga nuevamente como se ha descrito.

En cambio, para aquellos registros patronales que se obtuvieron de forma presencial en las ventanillas de las subdelegaciones, en el caso que se termine la vigencia señalada de la TIP, o aquella otra situación que se extravié o se pierda la tarjeta patronal, es obligatorio solicitar su reposición por escrito, de la cual se puede sin lugar a dudas, realizar el trámite utilizando uno de los derechos fundamentales consagrado en la carta magna, como lo es el derecho de petición.

El derecho de petición, como sabemos se encuentra fundamentado en el artículo 8, así como en la fracción V del artículo 35 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Aparte de ello, le podemos agregar a nuestra solicitud de reposición lo que se señala en el numeral 2, en sus fracciones I, XI, de la Ley Federal de los Derechos del Contribuyente, que a la letra se dice lo siguiente:

LEY FEDERAL DE LOS DERECHOS DEL CONTRIBUYENTE

TEXTO VIGENTE

Nueva Ley publicada en el Diario Oficial de la Federación el 23 de junio de 2005

Artículo 2o.- Son derechos generales de los contribuyentes los siguientes:

I. Derecho a ser informado y asistido por las autoridades fiscales en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias, así como del contenido y alcance de las mismas.

XI. Derecho a ser oído en el trámite administrativo con carácter previo a la emisión de la resolución determinante del crédito fiscal, en los términos de las leyes respectivas.

De tal forma que, para solicitar la reposición de la Tarjeta de Identificación Patronal, podemos utilizar un escrito que más o menos debe contener lo siguiente:

No obsta decir, que se deben acompañar de fotocopias simples de los documentos que se señalan al final del formulario, y solo presentar para cotejo los originales de identificaciones personales, poderes notariales y/o actas constitutivas, además es probable que nos soliciten los siguiente documentos:

  • Copia del Poder Notarial
  • Copia de la identificación oficial del Representante legal
  • Copia de comprobante de domicilio más reciente
  • Copia del resumen liquidación de cuotas obrero-patronales, más reciente, con su comprobante de pago

Sobresale mencionar que, solicitando la reposición de la tarjeta patronal, invocando el derecho de petición en caso de que la autoridad no haga el trámite correspondiente en el “breve término” señalado expresamente en la solicitud, se puede ejercer diversos medios legales para que se culmine esta reposición, obligando a la autoridad a acatar la petición, ya que no hacerlo estarían violentando un derecho fundamental, tornándose más que interesante esta figura.