Honorarios Asimilados engaño a los trabajadores

Derivado de las diferentes reformas en los años 80’s y 90’s a diferentes legislaciones en materia fiscal en México, se han ido consagrando diferentes costumbres mal habidas, como es el caso de los honorarios asimilados como forma de remuneración a los trabajadores, el maestro EFRAÍN ORTIZ PÉREZ, por medio de su publicación en la Revista Audacia Número 32, de Agosto 2021, nos comparte una brillante a interesante reflexión al respecto de los Honorarios Asimilados engaño a los trabajadores.

Para comenzar, la retención del Impuesto Sobre la Renta para alguien que obtiene ingresos por salarios no es algo nuevo, el procedimiento de hecho no implica ningún análisis en especial, ya que es fácil identificar a quienes aplica dicha retención:

Fundamento legal de una relación de trabajo

Primero:

  1. Se entiende por relación de trabajo, cualquiera que sea el acto que le dé origen, la prestación de un trabajo personal subordinado a una persona, mediante el pago de un salario (Artículo 20 LFT).
  2. Trabajador es la persona física que presta a otra persona, física o moral, un trabajo personal subordinado (Artículo 8 LFT).

De lo anterior, es claro que solo la Ley Federal del Trabajo define lo que es un trabajador, y lo que debe de entender por relación de trabajo, para el ámbito social.

Honorarios Asimilados engaño a los trabajadores

El Impuesto sobre la renta para la relación laboral

Por otro lado, en el sentido impositivo, para efectos de aplicar lo dispuesto en la Ley del ISR:

(Artículo 94 LISR).

“Se consideran ingresos por la prestación de un servicio personal subordinado, los salarios y demás prestaciones que deriven de una relación laboral, incluyendo la participación de los trabajadores en las utilidades de las empresas y las prestaciones percibidas como consecuencia de la terminación de la relación laboral”

Lo cual significa que la Ley del Impuesto Sobre la Renta no pretende redefinir la Relación laboral, solo la menciona para señalar que se le aplica lo que proceda en materia fiscal. De esta forma, entendemos que quienes perciban ingresos por sueldos y salarios deberán pagar el impuesto correspondiente.

Actividades de las personas físicas que no son sueldos y salarios

Ahora bien, existen algunas actividades de personas físicas que no corresponden a un trabajo efectuado, pero que la Ley del ISR permite darles el tratamiento de salarios a los ingresos percibidos, y sólo para efectos de la retención del impuesto, como son:

  1. Las remuneraciones y demás prestaciones obtenidas por empleados públicos.
  2. Los rendimientos y anticipos de los miembros de las sociedades cooperativas de producción.
  3. Anticipos de remanente distribuible de los miembros de sociedades y asociaciones civiles.
  4. Honorarios a miembros de consejos directivos, de vigilancia, consultivos.
  5. Honorarios a administradores, comisarios y gerentes generales.
  6. Honorarios a personas que presten servicios preponderantemente a un prestatario.
  7. Honorarios a personas físicas, de parte de personas morales o de personas físicas con actividades empresariales a las que presten servicios independientes, cuando les comuniquen por escrito que optan por pagar el impuesto en los términos de este Capítulo.
  8. Ingresos que perciban las personas físicas de parte de personas morales o de personas físicas con actividades empresariales, por las actividades empresariales, cuando les comuniquen por escrito que optan por pagar el impuesto en los términos de este Capítulo.
  9. Ingresos de personas físicas por acciones o títulos de valor de bienes.

Honorarios Asimilados engaño a los trabajadores

Como se puede colegir es claro que: los Honorarios Asimilados en un engaño para los trabajadores, ya que No es una forma de remunerar, sino una manera de tributar. De tal forma que, ninguno de estos ingresos enlistados deriva de la prestación de un servicio personal subordinado; y la Ley del ISR al incluirlos al tratamiento de salarios (asimilándolos), de ninguna manera está creando un “régimen” aplicable a personas que son trabajadoras: a las personas no se les asimila. Esto porque existen personas que pagan a trabajadores bajo este concepto de asimilados con la intención de ocultar que se tratan de trabajadores, a los cuales se pretenden privar de los derechos que le corresponden por Ley, como prestaciones mínimas (aguinaldo, PTU, primas, etc.), derecho a la seguridad social, acceso a vivienda, prima de antigüedad, etc.

La reforma en materia de subcontratación y los asimilados

En vista de lo anterior, más la última reforma a la Ley Federal del Trabajo, en la que se prohíbe la subcontratación de personal y se permite la subcontratación de servicios u obra especializados; esta figura comienza a ser “recomendada” por algunas personas, con la intención de no revelar el servicio prestado y ocultar el vínculo entre el trabajador y el verdadero patrón, adicionando algunos otros conceptos remunerativos.

En efecto, queda a cargo del patrón que financia estas planeaciones la responsabilidad en caso de una posible revisión de las autoridades en materia laboral, fiscal, y de seguridad social, con el énfasis añadido de que la mencionada reforma laboral tiene como principal objetivo reivindicar los derechos de los trabajadores, erradicando prácticas de este tipo.

Como puede colegirse, los Honorarios Asimilados engaño para los trabajadores total, ya que lejos de ayudarles con una posible liquidez, al no contar con descuentos por crédito Infonavit o bien la retención de las cuotas obrero-patronales a cargo del IMSS, estos patrones solo le están viendo la cara, en materia de sus Derechos Fundamentales Laborales

Sobre el Autor:

CP. Y MTRO. EFRAÍN ORTIZ PÉREZ

Asesor de negocios en materia fiscal y financiera Facebook: https://www.facebook.com/efrain,ortizperez

YouTube: canal Velada Fiscal

 

Honorarios Asimilados engaño a los trabajadores

H